Twitter Facebook Youtube

802.11ac – La Siguiente Generación de Wi-Fi

image006Por: Andre Queiroz, Director Regional de Ventas Corporativas para Latinoamérica de Ruckus Wireless

No cabe duda de que Wi-Fi “802.11n” mejoró drásticamente la capacidad y confiabilidad lo cual habilitó aplicaciones nuevas y mejoró el desempeño de las antiguas como redes de malla inteligente, ruteo de señal RF (radio frecuencia) y administración centralizada, que previamente eran demasiado importantes para utilizarlas con vínculos inalámbricos no confiables. Ya habrá escuchado del nuevo estándar Wi-Fi denominado 802.11ac (‘11ac’ para hacerlo corto) que ofrece Wi-Fi en las frecuencias 2.4 y 5 GHz. 11ac continuará dirigiendo la tendencia y preferencia creciente por las LANs inalámbricas (WLANs) sobre las conexiones cableadas basadas en Ethernet al borde de la red.

Lo que ha entusiasmado a los profesionales de Wi-Fi y a los usuarios sobre el nuevo estándar 11ac es el impresionante desempeño con tasas de datos teóricas de 6.922 Gbps y la capacidad de transmitir en 5 GHz. En un ambiente limpio, a menudo 2.4 GHz tiene más rango de uso que 5 GHz especialmente para aplicaciones de baja velocidad de bits una situación que ha existido por años pero la falta de capacidad ha sido la causa para actualizar Wi-Fi al espectro de 5 GHz (Y por lo tanto 11ac) con el fin de saciar la sed por mayor capacidad. Con más secuencias espaciales y canales más anchos y modulación de mayor orden los usuarios hambrientos de datos necesitan mayor ancho de banda y entornos de radio más limpios que lo que puede proporcionar 2.4 GHz. 802.11ac también tiene esquemas de codificación vertiginosos (MCSs por sus siglas en inglés) y una larga lista de escenarios de modulación.

En las redes Wi-Fi de alta densidad la cantidad de canales es más relevante que su tamaño lo que significa que más canales son mejor que pocos y grandes canales-de nuevo esto muestra cómo 11ac mejora la capacidad sobre el estándar 11n. Incrementar la cantidad de dispositivos que ocupan un canal en cierta zona generalmente reduce la eficiencia del Wi-Fi pero el estándar 11ac ayuda a resolver este predicamento debido a su capacidad de ofrecer mayor capacidad.

Antes de 802.11n los dispositivos Wi-Fi eran de una sola entrada y una salida única (SISO) y se limitaban a una sola secuencia de datos simultánea. 802.11n cambió eso y ofrece hasta 4 secuencias espaciales simultáneas. 802.11ac expande esto hasta ocho secuencias espaciales. Similar a canales más anchos las secuencias espaciales son una forma fácil de incrementar las tasas máximas de datos para las ganancias teóricas con aplicabilidad real posiblemente menos de lo teórico sin embargo, aún impresionante.

En todos los protocolos Wi-Fi más antiguos un radio sólo podía enviar un marco unicast a la vez a un solo receptor cliente. Pero con el deseo de mejorar la eficiencia 802.11ac busca usar las capacidades de varias cadenas de radio (Por ejemplo entrada múltiple, salida múltiple o MIMO por sus siglas en inglés) para transmitir varios marcos simultáneamente a diversas estaciones receptoras. En el pasado tuvimos MIMO para un solo usuario. 802.11ac presenta MIMO para varios usuarios (MU-MIMO).

Existen algunos desafíos y ventajas al implementar el estándar 802.11ac incluyendo obstáculos de diseño tales como espacio de antenas lo cual lleva a problemas con el tamaño y la estética de los puntos de acceso. También, se necesita otra cadena de radio, por cada secuencia espacial adicional lo cual aumenta el consumo de energía (Por ejemplo requisitos PoE) o disminuye la vida de la batería (Por ejemplo para dispositivos cliente) e incrementa el costo.

Para propósitos operativos 11ac también tiene más características de consumo de energía y requisitos de procesamiento que generaciones previas de Wi-Fi. Debido a sus cadenas de radio, por ejemplo, un punto de acceso 802.11ac 5×5:5 necesita más energía para operar que un punto de acceso 802.11n 3×3:3. Con ese find 802.11ac potencialmente puede requerir mayor suministro de energía. Sin embargo las mayores tasas de datos ofrecidas por 802.11ac permitirán a los dispositivos acceder al medio, transferir datos y luego retomar un estado de menor energía más rápidamente que con tecnologías previas.

Como una enmienda de IEEE 802.11ac actualmente está en borrador 3.0; se espera que esté completo a finales de 2013. Sin embargo 802.11n fue una buena lección pues nos enseñó que los fabricantes de producto no esperan una especificación final antes de ofrecer PAs 11ac nuevos al mercado. La Wi-Fi Alliance (WFA) creó un borrador de certificación 2.0 para 802.11n y pueden hacer lo mismo con el borrador 3.0 de 802.11ac.

Entonces ¿Qué significa? El mercado esta empezando a despachar ruteadores Wi-Fi con soporte 802.11ac y desde el otoño anterior están disponibles varios productos. Los primeros productos cliente ahora se están despachando también, pero creemos que la adopción masiva no ocurrirá hasta después en 2013 si ocurre pronto. Durante la segunda mitad de 2013 a medida que más puntos de acceso 11ac se hacen disponibles hasta que el ecosistema del cliente madure y se mejoren las prácticas de ingeniería para habilitar muchas de las características de 802.11ac consideramos que los beneficios totales de una actualización a 11ac en 2013 son mínimos.

Es importante enfatizar que 802.11ac es un protocolo impresionante con ganancias teóricas sobresalientes pero las características que mejoran la capacidad y que permiten esas tasas de datos altas actualmente son difíciles de utilizar y en algunos casos casi imposible, debido a limitaciones de ingeniería y de dispositivo del cliente, entornos de radio y factores de negocio. En cualquier caso 802.11n con MIMO fue una mejora masiva del Wi-Fi y 802.11ac continuará dirigiendo la adopción inalámbrica.

Tal vez la perspectiva correcta es ver 802.11ac como una fase de 802.11n. Establece metas altas y proporciona blancos atractivos. Existe mucho entusiasmo actualmente sobre gigabit inalámbrico, pero quizá es todo un poco prematuro. El furor de la industria muestra que Wi-Fi se ha convertido en una base de informática y conectividad para consumidores y empresas. Afortunadamente no cabe duda de que 802.11ac ofrece al Wi-Fi una explosión agregada de ímpetu que hará que las WLANs continúen prosperando.


Temas similares